Xavi Casals

Recorro el papel y retrato armado con pluma y pincel, a medida que me los encuentro, unos individuos perdidos en la frialdad de una sociedad que los ha abandonado. Con un aire nostálgico, la curiosidad de espiar al vecino, o de estar esperando alguien otro, han hecho sede un rinconcito en estos laberintos urbanos sobrecargados de intervenciones sin orden, impuestas a través del tiempo ahora ya muy deterioradas.

Aun así, el insolente brote verde, de vez en cuando saca la nariz entre el hormigón, el metal y el vidrio inertes.

@xavicart