PABLO ROMÁN

Las fotografías propuestas por Pablo Román gravitan sobre la piel de la ciudad, entendimiento como un ente orgánico y vive, abriendo a la mirada una constelación o nube de sentidos que operen dinámicamente entre varios pulso narrativo-poéticos : ausencia/ presencia, pausa/aceleración, geometría lenta/entropía, estático /dinámico, el real/el imaginado…

Este juego incesante promueve y hace necesaria la implicación del espectador,que construye a partir de su mirada su propio viaje a través del espacio constructor, de su sustrato emocional, topológico.

El aparentemente simple acontece complejo. El complejo huye del azar para encontrarse con una ordenación oculta. Cómo en un juego de espejos en la madriguera o en la esponja, donde todo late: el visible y el invisible.

Presentimiento del vivo. Imagen y tiempo.